New York Cheesecake para Carmen

Esta receta lleva mucho, pero que mucho retraso, posiblemente un mes. Fue para el cumpleaños de Carmen, pero se me fue el santo al cielo y ya casi no me acordaba de ella. Aunque salió bien rica, sigo sin quedarme contenta con mis tartas de queso … después he sabido el porqué … casi siempre se me vienen abajo, no consigo que aguanten con la presencia con la que salen del horno. Bien, el truco está en no meterles aire al batir para evitar que suba en exceso y que con el contraste del aire frío del exterior, terminen primero agrietadas y después hundidas. También es aconsejable dejar que se enfríen dentro del horno para no llevarnos sorpresas.

Básicamente la receta es la de la cheesecake con queso philadelphia …. sólo que por aquello de aventurarme en lugar de cubrirla con la típica mermelada de fresa, puse en una sartén  frutas del bosque y limoncello, dejé que fuesen soltando jugos y después le añadí un par de hojas de gelatina. Este mejunge lo añadí una vez totalmente fría la tarta y volví a meterla en el frigo hasta el día siguiente (la tarta la hice por la tarde noche).

Ingredientes:

Para la base:
  • 180 gr galletas
  • 60 gr mantequilla

Para el relleno:

  • 680 gr queso tipo Philadelphia
  • 3 huevos
  • 230 gr azúcar
  • 225 gr de nata líquida
  • 1 cda. de vainilla

Picamos las galletas con un robot de cocina o con un mortero en plan salvaje. A continuación agregamos la mantequilla que previamente habremos derretido y la incorporamos a las galletas, moviéndolas hasta que las migas queden humedecidas y pastosas.

Pasamos esta mezcla al molde, que habremos engrasado previamente, lo prensamos con fuerza sobre la base y lo refrigeramos mientras preparamos el relleno… también se puede hacer una masa con harina, mantequilla y huevo que va horneada, pero a mi la de galleta me encanta.

Batimos el  queso philadelphia, el azúcar, la cucharada de vainilla y la nata liquida hasta obtener una mezcla homogénea. Seguidamente añadiremos los huevos, uno a uno, batiendo bien después de cada adición.

Vertimos el preparado sobre el molde y lo introducimos en el horno, precalentado a 180º, durante una hora aproximadamente o hasta que pinchemos y salga limpio.

Pasado este tiempo, apagamos el horno y dejamos enfriar el pastel . Cuando esté frió, lo refrigeramos y lo dejamos reposar, deberán pasar unas 6 u 8 horas para que tome consistencia, pero antes se puede cubrir con la mermelada o la gelatina, en mi caso.

Buon fine settimana!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s