Tempura de alcachofas

Hoy sólo subiré este entrante … es simple, en mi línea. Sólo necesitaremos un bote de corazones de alcachofas al natural. Que sean de buena calidad, así los corazones serán más pequeñitos y sabrosos, además la idea es poder comerlos de un solo bocado.
Para la tempura hay que mezclar harina con agua muy fría, si le añadis un hielo, mejor, pero no a la masa sino al agua para enfriarla según vamos añadiéndola a la harina. En cuanto a las proporciones, yo lo hago a ojo, el resultado tiene que ser pastoso y cubriente, para que aquello que vamos a freir quede por completo cubierto por la masa. También se puede añadir un poco de levadura fresca, aunque con la harina y el agua va bien.
Sacad los corazones del bote y poned debajo del grifo, para quitarle el acidulante que traen para su conservación, escurrid, pasad por la tempura y freid en aceite de oliva muy caliente. Sazonad mientras reposan sobre un papel adsorbente anter de servir.

Anuncios

3 Respuestas a “Tempura de alcachofas

  1. No tengo mucha experiencia con el alcaucil… mucha gente se muere por comer el corazón y a mí me deja sin moverme un pelo. Tengo que probar alguna receta para entender al resto de los mortales, jejeje
    ¡Saludos!

  2. A mi en guiso no me gusta mucho, la verdad, pero así fritas o a la plancha sí que me gusta. También se las suelo añadir a la pizza y al risotto … todo es probar, lo bueno de la cocina es que la técnica es más determinante en el resultado final que la materia prima 🙂

  3. Nunca hice este tempura!! Lo voy a probar!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s