Guiso de alcauciles

Esta es una de esas recetas que te retrotraen a la infancia … aunque reconozco que no empecé a valorar a las alcachofas hasta bien pasada la adolescencia y mira que después de mucho probar alcauciles aquí y allí, cómo los de mi madre ninguno … Tengo entendido que el alcaucíl es una alcachofa silvestre, pero aquí, muy a menudo son sinónimos a efectos prácticos ya que en el mercado puedes escuchar ambos términos indistintamente para denominar a la misma verdura.

Alcaucil

  • 1/2  kilo de alcachofas
  • 1/2  kilo de habas frescas con vaina (350-400 gramos desgranadas)
  • 1/2  kilo de guisantes frescos con vaina
  • 1 limón y agua para lavar las alcachofas
  • 1 cebolla bien grande
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Vino fino
  • 1/2 de litro de caldo de verdura
  • sal

Preparar las verduras para el guiso, desgrana las habas y los guisantes y resérvalos, mi madre usa las vainas de las habas y no queda mal, pero yo las deseché. Ir limpiando las alcachofas, hasta dejar el corazón, lo más tierno y no tengais miedo de que mengüe, si quedan hojas duras luego os arrepentiréis y terminareis con media alcachofa en el filo del plato porque  no hay dios que le hinque el diente. De mientras, mete las alcachofas y los rabillos en agua con limón para que no se oxiden.

En una cacerola (donde haremos todo el guiso) pon la cebolla picada bien fina con el aceite y una pizca de sal. Pochar todo a fuego medio y añade los ajos picados a continuación.

Cuando la cebolla esté bien pochada y empiece a tomar color añade el pan rallado y remueve y a continuación añade el vino y deja que se evapore parte del alcohol durante un par de minutos. Finalmente añade los guisantes y las habas y los rabitos de las alcachofas. Remueve durante un minuto y a continuación coloca las alcachofas entre el resto de la verdura y cubre con el caldo que puede estar caliente o a temperatura ambiente. En unos 40 ó 55 minutos estará listo, prueba las habas, son las que te dirán que ya está hecho. Siempre a fuego medio que el caldo vaya espesando con la ayuda del pan rallado.

Por supuesto los huevos son optativos, pero quién se iba a resistir!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s