Archivo de la categoría: Segundo plato

Albóndigas de coliflor

No hace mucho me comentaba una amiga que, aunque le gustan mucho la coliflor, acaba aburriéndose de ella porque apenas conoce un par de maneras de prepararlas … y bueno, reconozco que a mí me flipan aliñadas o en sopa y aburrir no me aburro, pero es cierto me pareció derrepente un territorio inexplorado. No hace mucho subí una receta de “El Comidista” de  couscous de coliflors, muy recomendable, por cierto y ahora me voy a atrever con esta otra: Albóndigas! que además es una manera de “colárselas” a los más peques.

No recuerdo muy bien de dónde la saque (sorry), sé que estaba en inglés y en un blog pero no conservé el enlace 😦

OLYMPUS DIGITAL CAMERAIngredientes: 1 Coliflor, 1 zanahoria, 1 cebolla, un poco de harina, sal, aceite de oliva, albahaca y pan rallado. Para la salsa de tomate (si la quereis hacer casera que seguro la disfrutais más, claro): tomate triturado, aceite, sal, un poco de agua y especies a gusto.

Cocinais la coliflor en una cazuela con agua hirviendo y sal. Para que no huela mucho existen diversos trucos, añadir algo de vinagre al agua de cocción o miga de pan. Mientras trocear la zanahoria y picar la cebolla, hacer con ello un sofrito al que en el último momento añadireis la albahaca. Mezclar todo los ingredientes junto con 4 cucharadas de harina y dejar enfriar todo un rato. Se puede aprovechar para hacer la salsa de tomate, simplemente dejar freir. Yo he propuesto una salsa muy sencilla, sólo tomáte y especias, pero si os apetece la podeis hacer más contundente con cebolla, pimiento verde, no sé a gusto que se dice ;P

Ya sólo queda formar las bolas de las albóndigas, pasárlas por pan rallado y freir, a mi me gusta añadirle el tomate por encima, pero si las vais a hacer de un día para otro o congelarlas, lo suyo es introducirlas en la salsa…. unas patatitas y a disfrutar!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Falafel

Ahora que llega el buen tiempo da mucha pereza comer legumbres, por que claro, con estas calores un potaje se hace cuesta arriba. Una de las muchas alternativas son las ensaladas  y otra fuente de recetas atractivas y con legunbres la podemos encontrar en la cocina árabe. Son muchas las recetas de origen árabe que las incluyen en salsas, sopas frías, croquetas … la más famosa el falafel.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ingredientes; 200g garbanzos secos, ½ Cebolla, 2 Dientes de ajo, Perejil picado, Cilantro picado, 1 Cucharada de “tahini”, 1 Cucharadita de comino molido, 1 Cucharadita de especias de falafel ( o en su defecto valen el comino, pimienta de cayena molida y cilantro seco), ½ Cucharadita de sal, 1 Pizca de pimienta negra, 1 Cucharada zumo de limón, 1 Cucharadita levadura química, Aceite de oliva, Pimienta de cayena y Cilantro seco.

Ponemos en remojo los garbanzos en agua fría la noche antes de hacer la receta. Ya reblandecidos los garbanzos, lo trituramos hasta conseguir una textura granulada y lo metemos en un bol. Por otro lado, trituramos el perejil con la cebolla, el cilantro fresco y el ajo hasta que obtenga la consistencia de una crema. Incorporamos esta mezcla a los garbanzos y mezclamos bien. Añadimos las especias de falafel (comino, pimienta de cayena molida, cilantro seco y levadura), limón, sal y tahini. El tahini se puede hacer o comprar ya hecho en tiendas ecológicas …. y si vivís en Cádiz, pasaros por Sumum en el Mercado Central, hacen uno casero muy muy recomendable. Finalmente, removemos bien y lo dejamos reposar para que actúe la levadura. Hacemos croquetas con la mezcla y en una sartén con abundante aceite muy caliente, las freímos hasta que estén doradas por ambos lados. Si el aceite está muy caliente, bajamos la temperatura a fuego medio para conseguir que se hagan las croquetas por dentro también.

Se pueden servir en cucuruchos de pan árabe o dentro de pan pita, con verduras u hojas varias y acompañar con salsa de yogur especiada, o simplemente en el plato.


Caballa alla Pizzaiola

La “pizzaiola” es una salsa típica napolitana que viene a decir algo así, como a la manera de la pizza,  sus ingredientes básicos son el tomate, el ajo y el orégano … aunque cada día es más común que la salsa de tomate que llevan las pizzas sea de bote, realmente debería ser una salsa casera de tomate con ajo y orégano, al  menos. Con estos tres ingredientes bastaría para ser considerada “alla pizzaiola”, pero por lo general se le suelen añadir algunos más a gusto del cocinero, claro. Sé que se hace con más de un pescado, pero puede que el más popular sea el atún, yo esta vez he preferido hacerlo con unos filetitos de caballa que con tomate casa estupendamente. Probablemente lo más complicado de esta receta sea sacar los filetes de caballa y, o bien se lo pides al pescatero, o bien lo sustituyes por atún o pez espada y en el tiempo que se fríe el tomate, tienes un plato de lujo!

Caballa

Ingredientes:

Una caballa por comensal, 1/2 k. de tomates (también vale triturados), 1 vasito de vino blanco, un puñado de aceitunas negras sin hueso a gusto, 150 gr. de alcaparras, 3 dientes de ajo, harina, aceite de oliva, albahaca, perejil, orégano, sal y pimienta.

Lo primero, en una sartén con aceite, preparamos un sofrito con ajo, tomate, albahaca, perejil, orégano, aceitunas y alcaparras. Lo dejamos sofreir hasta que el tomáte esté frito, cuanto más troceado mejor, así se hará antes.  Después, salpimentamos los filetes de caballa y los pasamos por harina. Seguidamente incorporamos la caballa a la sartén con la salsa.  A continuación, mojamos con el vino blanco. Dejamos cocinar y reducir durante 10 minutos. Servir y decorar con unas hojas de albahaca y un chorreoncito de aceite. ¿Fácil, no?

Guiso de alcauciles

Esta es una de esas recetas que te retrotraen a la infancia … aunque reconozco que no empecé a valorar a las alcachofas hasta bien pasada la adolescencia y mira que después de mucho probar alcauciles aquí y allí, cómo los de mi madre ninguno … Tengo entendido que el alcaucíl es una alcachofa silvestre, pero aquí, muy a menudo son sinónimos a efectos prácticos ya que en el mercado puedes escuchar ambos términos indistintamente para denominar a la misma verdura.

Alcaucil

  • 1/2  kilo de alcachofas
  • 1/2  kilo de habas frescas con vaina (350-400 gramos desgranadas)
  • 1/2  kilo de guisantes frescos con vaina
  • 1 limón y agua para lavar las alcachofas
  • 1 cebolla bien grande
  • 2 dientes de ajo grandes
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Vino fino
  • 1/2 de litro de caldo de verdura
  • sal

Preparar las verduras para el guiso, desgrana las habas y los guisantes y resérvalos, mi madre usa las vainas de las habas y no queda mal, pero yo las deseché. Ir limpiando las alcachofas, hasta dejar el corazón, lo más tierno y no tengais miedo de que mengüe, si quedan hojas duras luego os arrepentiréis y terminareis con media alcachofa en el filo del plato porque  no hay dios que le hinque el diente. De mientras, mete las alcachofas y los rabillos en agua con limón para que no se oxiden.

En una cacerola (donde haremos todo el guiso) pon la cebolla picada bien fina con el aceite y una pizca de sal. Pochar todo a fuego medio y añade los ajos picados a continuación.

Cuando la cebolla esté bien pochada y empiece a tomar color añade el pan rallado y remueve y a continuación añade el vino y deja que se evapore parte del alcohol durante un par de minutos. Finalmente añade los guisantes y las habas y los rabitos de las alcachofas. Remueve durante un minuto y a continuación coloca las alcachofas entre el resto de la verdura y cubre con el caldo que puede estar caliente o a temperatura ambiente. En unos 40 ó 55 minutos estará listo, prueba las habas, son las que te dirán que ya está hecho. Siempre a fuego medio que el caldo vaya espesando con la ayuda del pan rallado.

Por supuesto los huevos son optativos, pero quién se iba a resistir!!

Empañadillas de carne y salsa barbacoa

Imperdonable mi abandono, pero entre los encargos de Picafló y otros asuntos domésticos no saco tiempo para actualizar ni en broma!

Aprovecho y supo una receta express y confío en ir pudiendo mantener esto en marcha de ahora en adelante, porque cocinar sigo cocinando y le hago foto a todo! pero ahí queda la cosa 😥

Esta receta es sencilla y socorrida, la farsa se hace con carne picada, bacon y una mezcla de salsa de tomate y salsa barbacoa … ya sabeis, picais una cebollita o chalota y cuando está pochada, añadis la carne, con 150 grms para una docena de empanadillas, yo lo prefiero así porque muy cargadas no me molan. Si echais la salsa de tomate y la barbacoa (un par de cucharadas de cada) a continuación, la carne se cocerá en la salsa, quedando más suelta y sabrosa. Pero si todavía os gusta más suave y cremosa, yo les he añadido un par de cucharas de queso crema ¡queda tan untoso! … mirad la farsa:

Rellenad las empañadillas, freir en abundante aceite y disfrutad!

Pollo al Piri-Piri

¿Un poco de picantito para entrar en calor y recuperar el ritmo? El Piri-piri (sé que se escribe de muchas otras formas) es una pasta picante, que si bien es bastante común en Portugal, tiene su origen en África y está muy ligada a las rutas comerciales de las especies. El piri-piri es un tipo de chile picante y después de pasearme por varios sitios en internet, he visto que las especies que se usan suelen variar y el único denominador común es este chile que le da nombre a la salsa. Normalmente se hace con el pollo entero cortado en trozos, pero ya que de fusión de culturas se trataba, yo lo he hecho con alitas de pollo, muy del sur, como si se fueran unas alitas al ajillo subidas de tono .

Yo no encontré el pimiento picante en cuestión, así que esto es una interpretación muy libre, aunque inspirada en la que ya hiciera Jaime Oliver; probablemente el día que pruebe la original, lo fliparé en colores.

Ingredientes para la salsa: 1 ó 2 cucharadas de pasta de chile (la venden en el super ya preparada), 1 pimiento verde, un ajo , una cebolla, 1 cucharadita de paprika, 1 limón, 2 cucharadas de vinagre, 1 cucharada de salsa inglesa, 1 taza de hojas de albahaca, ½ taza de hojas de menta, una cucharilla de sal …. triturarlo todo hasta hacer una pasta.

Se doran las alitas de pollo en una sartén y unas vez que tengan buen color, se pasan a una fuente refractaria, se cubre con la pasta que hemos obtenido al triturar todos los demás ingredientes y se hornea ( el horno debe estar precalentado a 200º) durante 10 ó 15 minutos. Si en lugar de alitas se emplea otra parte del pollo, hará falta dejarlo más tiempo, de 20 a 25 minutos.

Para acompañarlo y mitigar el pique, se puede optar por un arroz basmati o un puré de patatas.

Y ahora os quería comentar otra cosa, ya sabeis que tengo menos tiempo para ir subiendo recetas desde que empecé con Picafló y como no escarmiento en esto de ir abarcando y abarcando más responsabilidades, e ideado una especie de promoción para ayudar a Sos Callejeros, una protectora gaditana que necesita fondos para adecuar sus instalaciones … Por cada donación de 10 € que se realice a la protectora, yo enviaré al donante una funda para el smartphone hecha a mano y original (rara vez hago dos iguales) … pasaros a leer el post y difundirlo cuanto podais, a ver si antes del verano hemos hecho de este proyecto una sólida realidad para los mininos!

Merluza express

Hacía tiempo que no subía una receta de esas que tienes lista en apenas 10 minutos. Cuando se trata de pescado, no planifico mucho el menú, me paso por el mercado y me dejo seducir por los productos del día. El miércoles había unas merluzas hermosas y frescas y me acordé de este plato, fácil, rápido y bien rico.

Ingredientes: una merluza de aproximadamente un kilo cortada a filetes, un puñao de gambas peladas, 3 dientes de ajo fileteados, una guindilla, un vaso de brandy, 1/2 vaso de agua, una cucharada de harina, perejil picado, aceite de oliva y sal.

Mientras nos aseguramos de que los lomos de merluza no tienen espinas, vamos dorando los ajos fileteados en la sartén con el aceite de oliva y la guindilla. Cuando esté bien doraditos, añadimos las gambas. Saltead ligeramente antes de añadir el perejil y una cucharada de harina. Tostad la harina y verted el brandy. Dejad que evapore antes de añadir el agua. Finalmente los lomos de merluza, salar y dejar que se hagan. Con tres o cuatro minutos por cada lado será más que suficiente. Y listo para degustar …. aunque unas patatitas fritas no le vendrían malamente mmmmm…